(+57) 315 257 3205

consultoriodrestrada@yahoo.com.co

Articulo

DOCE CONSEJOS PARA SER FELIZ


VEJEZ: Cuando nuestra agudeza mental, la visión y la acción disminuyen, es tiempo de experimentar paciencia, tolerancia y manifestar una vez más, cariño, amor y comprensión.
MUERTE: Forma parte de la vida, rebelarse es ir contra la propia naturaleza de la existencia. Solo hay un camino: Aceptarla. Es el único acto sin fecha fija que tenemos desde que nacemos.
SOLEDAD: Para no sentirse abandonado, perciba a todos los hombres y mujeres como parte de su familia. Sonría, ría, lea.
ALEGRIA: Está dentro de nosotros. Algunas veces es un tesoro escondido. Solo hay que mirar en nuestro interior, encontrarla, disfrutarla y transmitirla.
IDENTIDAD: No es la imagen que tenemos de nosotros mismos, ni la que proyectamos en el espejo y en nuestro medio social. Es nuestra naturaleza más profunda, esa que nos hace ser buenos, cariñosos, respetuosos y solidarios.
CONFLICTOS DE PAREJA: Minimizarlos. Es muy difícil pelearse con alguien que no busca la confrontación. El silencio, en su momento evita más confusión. Hable en primera persona, manifieste su sentimiento. Abra las puertas del dialogo.
FAMILIA: Requiere del esfuerzo constante de cada uno de sus miembros. Sea generoso y siempre de las gracias. Reparta abrazos. Ore en familia. Respete los espacios. Dialogue.
DETERIORO FISICO: Hay que verlo como el principio de una nueva vida y no el principio del fin. Camine, busque mantenerse activo. Los buenos hábitos en la alimentación protegen. Tome agua, coma verduras, fruta, evite los paquetes, coma menos dulce, menos sal, disfrute los sabores ácidos y los amargos.
RELACIONES SOCIALES: Es más fácil estar de buen humor que discutir y enfadarse. Lo ideal es aceptarnos como somos y aceptar a los demás como son. Utilizar la franqueza y la amabilidad siempre que podamos.
FELICIDAD: Si la buscamos en el sitio equivocado, estaremos convencidos que no existe cuando no la encontremos allí. Goce y disfrute desde las pequeñas cosas, desde que abre los ojos y se despierta en casa, en el calor del hogar.
MIEDOS: La mayoría son aprendidos desde la pequeña infancia. Confróntelos y olvídelos. Relájese, goce el silencio, la oscuridad, las alturas.
DESAPEGO: Es liberación y es la oportunidad de adquirir, conocer y recorrer otros caminos. Permanecer atados a una relación tóxica, a un bien material, a un trabajo castrador, o aferrarnos al poder, a la fama, o al placer esclavizante, es perder la vida.
Adaptado de textos de la Revista AVIANCA de junio y agosto 2016, escritos por Ramiro Valencia Cossío