(+57) 315 257 3205

consultoriodrestrada@yahoo.com.co

Articulo

CONSIDERACIONES PARA INICIAR EL DIA


Revisaremos en las siguientes entregas los hábitos de nuestra alimentación diaria, algunos buenos y otros que no nos ayudan para un buen estado de salud; podremos evitarlos si nos lo proponemos. En entrega pasada definimos el termino comestible y el termino alimento. Recordemos; el primero, el comestible es todo aquello que se deja comer, paquetes, refrigerantes, dulces, elementos que no contribuyen a un buen estado de nuestra salud. Alimento, es todo aquello que aporta nutrición y bienestar a nuestro cuerpo, como la fruta, la verdura; la proteína de origen vegetal como la quinua, el frijol, la lenteja y otros cereales, o proteína de origen animal como la carne, el huevo etc.

Al levantarnos, el desayuno es la comida más importante del día, debe ser rico en proteína, es decir consumir solo chocolate, o café con pan, no es suficiente. Necesitamos consumir la proteína, huevo, por ejemplo. Recordemos el proverbio popular; desayunar como rey, almorzar como príncipe y cenar como mendigo. Este proverbio de años de antigüedad, respeta el orden de las hormonas de nuestro cuerpo. En la mañana predomina el efecto de las hormonas cortisol y serotonina, las cuales nos activan y estimulan la actividad del comienzo del día y su nivel en sangre, requiere de proteína.

En la mañana al levantarse, vaya al baño, realice una limpieza de la lengua. La puede realizar utilizando una cuchara dulcera. Introdúzcala sobre la lengua hasta la parte posterior y haga un barrido de limpieza de atrás hacia adelante, se sorprenderá de extraer una pasta de color blanco amarillenta, o sarro lingual, el cual representa parte de la toxicidad que el organismo intenta botar en el transcurso de la noche, ocasionado por el reflujo gástrico, el exceso de mucosidad y cambios de la flora bacteriana normal, causantes además del mal olor de la boca. Al no limpiarla la superficie de la lengua, lugar en donde se deposita el sarro, lo tragamos nuevamente.

La limpieza de la lengua usando solo el cepillo de dientes, no alcanza el tercio posterior de la lengua, es allí donde más se acumula el sarro, y el cepillo por su tamaño toca y golpea el paladar posterior y superior estimulando el reflejo del vómito.

Al limpiar la parte posterior de la lengua del sarro que la cubre, permitimos también dejar libres las papilas gustativas para reconocer y aprender a disfrutar los sabores amargos.

El siguiente paso es iniciar el día con una buena porción de fruta fresca, de preferencia frutas dulces como la papaya, melón, patilla, mango, pulpa de guanábana, pitaya, manzana, pera, granadilla, guayaba o banano. Solo una de cada vez. Prefiera frutas con cascara, de origen nacional y de temporada; estan menos contaminadas de tóxicos.

Recordemos que no debemos mezclar varias frutas en la misma comida, evite ensaladas de fruta o salpicón, dado que las mezclas favorecen la fermentación intestinal, lo cual nos ocasionara sintomatología de llenura, reflujo, gases, agrieras, distensión abdominal y finalmente inflamación intestinal y sistémica.

Al consumir fruta como primer alimento del día, permitimos que esta produzca un efecto de barrido del moco, que hemos producido o tragado en el transcurso de la noche anterior.

Al no hacerlo así, suele suceder que desayunamos bien, pero nos alimentamos mal. Quiere decir que el alimento que consumimos, al ser recubierto por esa capa sobrante de moco en exceso impide que se absorban bien todos los nutrientes. Así consideremos que desayunamos bien, a media mañana estaremos bajos de energía, con hambre, como si no hubiésemos desayunado.

Al desayuno que se inició con la fruta, dejemos un espacio de tiempo de unos quince minutos, antes de continuar con la parte más importante del desayuno, la proteína.

Podemos aprovechar este tiempo para realizar la evacuación intestinal. La hora ideal para defecar es de las 5 am a las 7 am y luego tomar el baño diario. Es mejor lavar la zona del ano, con agua y jabón que usar papel higiénico, evita las hemorroides, la irritación y el mal olor. Los restos de materia fecal que permanecen allí, se han asociado al cáncer de recto y en la mujer además favorecen la infección urinaria y vaginal.

El consumo de proteína lo podemos iniciar con una porción de claras de huevo batidas, solas o con mezclas de diferentes verduras, o una porción de queso fresco bajo en sal, de aproximadamente 100 gramos, acompañado de una arepa de maíz y una bebida caliente sin leche, como el café negro, el té, o el chocolate sin azúcar.

Evite comer pan, galletas por el contenido del gluten del trigo, cebada o centeno, lo mismo evitar la leche de vaca, suelen ser inflamatorias del intestino y las mucosas, producen llenura, gases, reflujo, agrieras.

El jugo lo podemos dejar para la media mañana. Recordemos que no es conveniente mezclar comida caliente, con bebidas frías, dado que eso favorece la digestión lenta, y el reflujo gastroesofágico. La razón para este fenómeno es que la comida caliente generalmente fue preparada con grasa y al agregar una bebida fría favorecemos la condensación gástrica de la grasa, lo cual retardara el proceso digestivo.

Además, el exceso de líquido fácilmente escapa del estómago de nuevo hacia el esófago, favoreciendo la presencia de la hernia hiatal y la inflamación de la porción distal del esófago, finalmente estrechamiento, enfermedad llamada acalasia. Estos síntomas van volviéndonos consumidores crónicos de los antiácidos.

Alternativas de proteína pueden ser una porción de 100 gr de pechuga de pollo, o de pavo, o atún en agua, o pescado que no sea el bagre. Un calentado de frijoles o lentejas con arroz, solos o con un huevo frito, caen bien en la mañana.

Podemos tener alternativas proteicas vegetales como la quinua instantánea, la cual podemos agregar al chocolate tan pronto hierva. De preferencia el chocolate lo preparamos como lo hacían los abuelos, chocolate amargo, al cual le agregamos especias como clavo, canela.

La comida más importante del día es el desayuno rico en proteína. Nos prepara para la rutina del día, nos permite elevar hormonas como la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad. Al saltarnos el desayuno nuestra serotonina cae abruptamente en horas de la tarde, y hacia las 4 p.m. a 6 p.m., nos aparecen sentimientos de tristeza, ansiedad, agitación, rabia, deseos de comer y recurrimos a las golosinas, el dulcecito, el paquetico, a la empanadita, al buñuelito o a la galletica, o peor a un poquito de cada uno, comida fatal por que a esas horas nos favorece el aumento de triglicéridos, mayor depósito de grasa y finalmente la obesidad.

Recordemos que nuestro cuerpo engorda de día y adelgaza en la noche. Si es posible de rutina en la noche, pesemos nuestro cuerpo desnudo antes de ponernos la pijama y en la mañana después de realizar la evacuación intestinal diaria, observaremos que existe una diferencia de uno a dos kilos, referente al peso de la noche anterior. Si no existe esa diferencia con seguridad aumentamos de peso el día anterior, si nuestra dieta no fue la más adecuada. Si no corregimos esa actitud al finalizar el año estaremos con 5 a 6 kilos de peso demás, difíciles de perder.

¡Ejercicio en ayunas NO! Al realizar ejercicio en ayunas, perdemos masa muscular, porque nuestras reservas energéticas se gastan rápidamente, y el cerebro toma su nutriente circulante la glucosa, entonces empezamos a gastar y quemar fibra muscular. La mejor hora para practicar deporte es en horas de la tarde.

A media mañana si nos da hambre, es porque falto proteína al desayuno. Podemos complementar con unas almendras 5 a 6, o 3 a 4 nueces del Brasil, o una porción de chocolate negro en barra, preferible con concentración del 60 al 80%. Evitemos los fritos de la esquina, como el pastel, la empanada, el buñuelo, generalmente están preparados con aceites refritos y grasas saturadas que favorecen el daño de arterias y venas.

Siga estas recomendaciones, mejore su salud. Ud. y solo Ud., es el responsable de tener buena salud.

En la próxima edición, hablaremos del almuerzo, las onces y la comida. Espero que cada día su salud y su alimentación sean mejor.

Consulte mi página web: www.doctoredgarestrada.com